Preparación de la superficie
Las superficies deben estar limpias, libres de polvillo, óxidos, aceites, grasitudes, hongos y humedad.
Si se trata de superficies nuevas deje pasar un mínimo de 60 días para aplicar el producto, eliminando restos de materiales de albañilería con rasqueta o cepillo o lavando con una solución de ácido muriático al 10%.
 
Deje actuar el ácido 30 minutos y enjuague con abundante agua. Las grasitudes se lavan con agua y detergente o bien con solvente y los hongos y algas se eliminan con una solución de agua y lavandina en partes iguales.
Si se trata de superficies pintadas o barnizadas, remover totalmente los restos de pintura o barniz de forma química (removedores) o mecánica (lija, cepillo, etc.).
 
 
Pintado
Puede hacerse con productos de base acuosa o base aguarrás. En el último caso se recomienda aplicación con pincel. El producto debe aplicarse siempre diluido con agua o aguarrás (según corresponda) entre un 25 y 30%.
El porcentaje puede ser mayor, dependiendo de la absorción del ladrillo.
Es aconsejable hacer una prueba de absorción en una porción pequeña antes de comenzar a pintar. Se deberá realizar la operación de una sola vez, sin interrupción, partiendo desde lo alto y bajando por la superficie. La cantidad aplicada debe impregnar bien la superficie evitando que escurra en exceso.

Si fuera necesario aplique otra mano para asegurar la penetración del producto; hágalo únicamente si no se ha secado la primera.
Las características de los productos al agua y al aguarrás son muy distintas, ante cualquier inquietud por favor no dude en consultarnos.
 
Finalización
Si es cuidadoso puede conservar los accesorios de pintura y la pintura que sobró.
Después de su uso limpie el rodillo o pincel con un diario y lávelo con agua y jabón o aguarrás (según corresponda).
 
Para garantizar la conservación de sus pinceles, limpie las cerdas con un peine, humedézcalos con óleo vegetal y guárdelos enrollados en un papel impermeable.
En caso de pinturas sintéticas, recomendamos colocar sobre la superficie de la pintura un poco de aguarrás, eso ayudará a impedir el contacto directo con el aire que puede ingresar en el envase.
 
Solución a problemas frecuentes
Salitre:
Estas manchas deben ser eliminadas lavando la superficie con ácido muriático diluido al 10%. Déjelo actuar durante 30 minutos y luego lávelo con abundante agua. Antes de aplicar el producto asegúrese que la superficie esté totalmente seca.
 
Moho o verdín:
Las manchas de moho o verdín pueden ser eliminadas lavando la superficie con una solución de lavandina, usando un cepillo. Luego enjuáguelo con abundante cantidad de agua. Antes de aplicar el producto asegúrese qu
e la superficie esté totalmente seca.